Congo

Abierto sobre la costa atlántica y a caballo sobre el ecuador, El Congo forma parte de Africa Central. El río que ha dado su nombre al Congo delimita una frontera natural con la República Democrática del Congo (antiguo Zaire) y es además la vía navegable más grande del toda Africa. Bañada por el sol y dominada por el reino vegetal, dos terceras partes del territorio congoleño está formado por llanuras cubiertas de bosques y por extensas sabanas atravesadas tanto por el río Congo como por el Ubangui.

Espesas selvas tropicales cubren la mitad del territorio y de hecho, constituyen su principal recurso natural. En el noroeste se encuentra la sabana, donde abundan las especies animales en libertad: antílopes, jirafas y guepardos, se puedan encontrar en este país junto a cocodrilos y numerosos pájaros y serpientes.