01.
Los circos: Mafate,
Cilaos y Salazie

Los circos: Mafate, Cilaos y Salazie

A los pies del Pitón de las Nieves se abren tres impresionantes circos a los que sólo se puede acceder a través de estrechos desfiladeros. Son los circos de Mafate, Cilaos y Salazie, una joya para los amantes de la montaña. A dos de ellos se puede llegar a pie: Salazie y Cilaos, pero a Mafate sólo se puede llegar a pie o sobrevolarlo en helicóptero. En el interior viven algunas comunidades nativas, muchas de ellas descendientes de esclavos que huyeron de las plantaciones de azúcar. Pese a su aislamiento, en cuestiones de turismo se han abierto e incluso ofrecen hospedaje barato. Salazie es tal vez el circo más hermoso de todos, aunque no el más grande. Innumerables cascadas caen desde lo más alto, precipitándose por las escarpadas pendientes que van a morir al mar. Al fondo, en lo más profundo, está el pueblo de Hell Bourg, un bellísimo pueblo de montaña de tradición termal. Un desastre natural acabó con la estación termal. El pueblo fue recuperado en los 80 y forma parte del catálogo de los pueblos más bellos de Francia. En el circo de Cilaos hay una población del mismo nombre, donde es posible alojarse en hoteles con encanto, como el Vieux Cep, y destacan las coloridas mansiones criollas. Esta zona es apta para la práctica de deportes de riesgo.