03. La casa de la Vainilla

La vainilla forma parte del patrimonio de Isla Reunión. De hecho, forma parte de su escudo. Aparece en él la expresión Florebo quocumque ferar (Floreceré allá donde me planten) , utilizado originalmente por la Compañía Francesa de las Indias Orientales y una liana de vainilla rodea el blasón.

La casa de la Vainilla se encuentra en Saint Andre, y permite al visitante descubrir la historia de la vainilla y conocer su cultuvo y transformación. Las plantaciones de vainilla son extensísimas en Isla Reunión, y el ambiente se impregna de su aroma. La vainilla revolucionó en parte la economía de Isla Reunión, sobre todo a partir de 1841, cuando un esclavo de la isla la polinizó manualmente. La vainilla, como podrá comprobar, forma parte importante de la gastronomía local.